lunes, 16 de marzo de 2015

Inseguridad, o la violencia institucionalizada

Por estos días se ha hecho presente en mi vida la realidad cruda, áspera, siempre difícil de asimilar, el hecho de que el ser humano es también el que delinque, sea cual fuere la razón de su elección. Me recuerdo en éste momento una vieja canción de la trova, que dice que es fácil quejarse de ciertas cuestiones y luchar desde la comodidad del hogar, lo cierto es que cuando nos toca de cerca, ya no es tan fácil tratar de entender lo sucedido y encontrar la causa y la forma de proceder al respecto.
Hace unos días le robaron la billetera a mi hija del corazón, en pleno día, en plena calle, en pleno centro, "por suerte no le pasó nada grave" fue la primer frase que empezó a circular por nuestra cabeza y la de todos los que nos conocen. A poco de andar, dos tipos en moto aprovecharon que le falló el auto a mi esposa y la asaltaron, en pleno día, en plena calle, esta vez cerca de casa, la golpearon y le robaron la cartera con dinero y diversos objetos de valor y otra vez "que suerte que no fue nada grave" fue la amarga frase de la resignación, ante la impotencia de no poder hacer nada, ni siquiera llamar a la poli, porque "para que, si ni siquiera van a venir a ver que pasó, estos tipos entran por una puerta y salen por la otra, etc, etc, etc, etc infinitamente etc...". Anoche fue el cumple de 15 de mi hija, la misma víctima del primer asalto, muy linda fiesta aunque faltaron algunos detalles, el robot led, la payasa y no sé que otra cosa más, más tarde nos enteramos que la payasa no llegó al cumple, porque la habían asaltado, esta vez de noche, no sé mucho mas y espero que la "suerte" la haya acompañado para repetir con los puños apretados una vez mas, la puta frase...
La violencia, en el modo que fuere, está instalada en nuestra sociedad, a mí se me ocurre que está institucionalizada, aunque cuando hablamos de "Violencia Institucional" hablamos de otra cosa. ¿Hablamos de otra cosa? La verdad la mierda es mierda y títulos aparte, no encuentro mucha diferencia entre estas cuestiones, de hecho creo que todo es parte de lo mismo, nuestro sistema capitalista, con su aparato represor al servicio del poder económico, nuestro aparato de control llamado estado, que se encarga sistemáticamente de matar la educación del pueblo. En este punto usted respetado lector pensará que tiene que ver el culo con la memoria, pues todo. El sistema de Eduardo Gelano lo resume de manera inteligente, todo tiene que ver y en definitiva, aunque no justifico su accionar, los que ejercen la violencia a diario son también víctimas del asunto, aunque en diferentes niveles por supuesto, institucional o consecuentemente hablando.
Volviendo al tema educación, siempre que tengo la oportunidad cito una frase de Mariano Moreno que me resuena en la cabeza cada vez que veo los problemas de nuestra sociedad, la frase dice: "...si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos, sin destruir la tiranía..." Si usted, respetado lector gusta saber más acerca del contexto en el que fue redactada tan interesante frase, lo invito a visitar, por ejemplo, la página El Historiador
En fin, uno se descarga escribiendo, aunque no puedo dejar de confesarle que estuve tentado de salir con una recortada a perseguir motos con una descripción similar, para deshacerle las rótulas a los hijos de mil putas que asaltaron a mi mujer, pero luego me di cuenta de que me convertiría en más de lo mismo y desistí, pensando en que ese pobre tipo tampoco tiene la culpa de que le hayan robado el futuro, como a tantos, eso no lo justifica, como a Poblete no lo justifica que el verdadero delincuente fue quien dio la órden, como no justifica a algún milico asesino, la junta militar... bah como decía, la mierda es mierda, feliz semana.

Les dejo una canción para matizar... 
La Maestra, Pedro Guerra




3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. cuantas "CAUSALIDADES" , habría que empezar a verlo desde otra óptica y darse cuenta como funciona todo este asunto... si sigue así el entorno, me abro; vibrar mas en el AMOR que en el TEMOR. Los oportunistas huelen y saben donde actuar, como cuando de chicos nos decían: "no le tengas mieda al perro, porque el perro sabe que le tienes miedo".
    Toda acción tiene una reacción, toda causa tiene su efecto.

    ResponderEliminar