miércoles, 19 de agosto de 2015

Animá!, les cuento...

Esta vez, me tocó de cerca; las entidades cuadrucarnívoras que acompañan nuestras vidas cotidianas han empezado a migrar hacia wonderlandia, donde se reúnen con la liebre a tomar el té y festejar los no-cumple años, sin tiempo que perder para el conejo blanco y contagiándose de la sonrisa de Cheshire Cat, ayer visto en el firmamento nocturno con forma de luna creciente, me hizo saber que están bien, y mucho mejor que aquí entre la burda humanidad somnolienta que tarda en despabilar.
Gracias por compartir un rato de nuestras vidas.

A Rayen, Nishy, Nim, Mustafá, Rayo y Felipe.... apareció felipe! :)

1 comentario:

  1. Los gatis todos se vistieron de sonrisa de Chesire. Sin dudas

    ResponderEliminar